10 Diferencias entre carreras de Trail y carreras de asfalto

A veces las comparaciones son inevitables

escrito por Mariano Dominguez el 26-11-2017

La montaña, un escenario muy diferente a la ciudad

  1. En una carrera por montaña no podemos hacer el clásico cálculo del ritmo por kilómetro, pues todo depende del desnivel y el terreno. No existe esa cuenta matemática que sí podemos hacer en una carrera de asfalto en cada paso kilométrico.
  2. Las carreras por montaña nos obligan casi siempre a llevar una mochila para portar el material necesario, mientras que en las de asfalto se puede correr “sin nada”.
  3. El desnivel es igual de importante que la distancia en una carrera por montaña, son dos aspectos igual de decisivos. En el asfalto el desnivel es un componente con menos peso y la distancia lo es prácticamente todo.
  4. Las zapatillas que necesitamos para correr por montaña –y el material en general– suele ser más caro, agresivo y resistente que el material necesario para correr en ciudad. Los frontales o bastones son complementos casi obligatorios para el trail running, no así para correr en ruta.
  5. La superficie y los tipos de terreno que encontramos en una carrera por montaña son dispares y en muchas ocasiones marcan la dificultad de ese tramo. En asfalto la calzada es la única superficie que nos vamos a encontrar.
  6. Los avituallamientos en una carrera por montaña son más abundantes que en una de asfalto. Suele haber multitud de fruta, dulces, frutos secos, e incluso pasta y otro tipo de alimentos calientes.
  7. En una carrera por montaña el único rival es la propia montaña. Prima el compañerismo y es fácil terminar charlando con cualquier corredor durante un buen puñado de kilómetros. En asfalto cada segundo cuenta para la marca final y es más complicado hacer amigos durante la carrera.
  8. Una carrera por montaña provoca un mayor desgaste muscular que una en ciudad por los desniveles que debemos afrontar.
  9. La concentración sobre lo que hacemos: en asfalto podemos poner el cerebro en modo “protector de pantalla” mientras corremos mecánicamente, y en el trail tenemos que fijarnos en cada piedra del camino.
  10. Cada carrera por montaña es única, incomparable, con sus paisajes y sus cualidades, no podemos comparar una con otra. En el asfalto se tiende a comparar las pruebas de la misma distancia puesto que las características son similares y nuestras marcas comparables.

Fuente: trailrun.es



Compartir: