Consejos de seguridad

Por Kilian Jornet

escrito por Mariano Dominguez el 20-08-2017

Introducción

Me tomé la libertad de hacer una traducción de este reciente post de Kilian en su página de Facebook. Para el que no lo vió, es una lectura recomendada. Que mejor que aprender del mejor.

Estoy feliz de alentar a la gente a que salga a la naturaleza. Pienso que la gente puede tener un mayor entendimiento del ambiente, de la salud y otros valores mas que ser sedentarios en un ambiente artificial. Pero claro, dependiendo de donde vayamos, especialmente en terreno alpino, hay siempre un riesgo implícito en nuestras actividades.

Cuando vamos a las montañas estamos en un ambiente de riesgo. Nadie está excento de éste riesgo, y tenemos que tratar de minimizarlo. Yo creo, por mi experiencia, que las regulaciones y limitaciones pueden ser una solución a corto plazo, pero nunca buena a largo plazo. Esto tiene que venir de la educación (desde los jovenes hasta los adultos) y la formación.

Cuando estoy fuera probando algo, la mitad de las veces doy la vuelta, ya sea por no presentarse buenas condiciones, por no tener las capacidades, o por no sentirme a gusto, a continuación dejo algunos pasos a seguir para saber si vale la pena continuar o darse la vuelta.

Entendimiento

El alpinismo es un deporte de riesgo. No podemos pensar que es seguro. Tenemos que saber que las montañas y la naturaleza no son un ambiente que podamos controlar. Anselme Baud dijo que cuando era joven tenía miedo de él mismo, de no saber sus capacidades pero no miedo al ambiente.

Tenemos que entender que las montañas no son predecibles y cosas poco comunes pueden pasar. Las montañas se mueven, las rocas caen, las grietas se abren, y las avalanchas..., y esto es diferente en cada zona de montaña, dependiendo de la formación geológica, las condiciones climáticas, las formaciones de glaciares, la calidad de las rocas. Entonces tenemos que entender los posibles riesgos y prevenirlos.

Aproximación con humildad

Es básico conocer nuestras capacidades, nuestra experiencia y técnica. Si queremos progresar debemos entrenar nuestras capacidades y técnicas en lugares seguros (escalada en paredes atornilladas o en interiores, entrenamiento de resistencia en senderos de bajo riesgo, escalada en hielo...) y estar realmente seguros de nuestras capacidades antes de ir a las montañas, dónde es importante tener un gran margen a nuestros límites.

No podemos sobrestimar nuestras capacidades cuando estamos en un lugar arriesgado, porque sólo tenemos un rodaje y nuestra vida está en riesgo. Por supuesto que cometemos errores por falta de experiencia, fracasamos, podemos tener accidentes y esto es parte de un proceso de aprendizaje. Muchas veces miramos hacia atrás y decimos, "oh ese día fui estúpido, tomé muchos más riesgos de lo que debería". Es un proceso de aprendizaje pero debemos minimizarlo.

Aprendiendo

Nunca dejes de aprender, observando la naturaleza y las montañas donde estamos (mira los glaciares en verano para ver cómo se mueven las grietas, mira a las condiciones de nieve todos los días y cómo los vientos les afectan, las rocas caen en cada lugar, donde el sol afecta a tener nieve suave o dura o hielo ...).

Más importante es tener mentores. Personas con más conocimientos y experiencia que compartan con nosotros. O ir con guías de montaña para hacer el entrenamiento. Y hacer la formación, hay mucho en internet: La Chamoniarde, encorda2 ENSA - Escuela Nacional de Esquí y Alpinismo, pero también la práctica. Es importante pasar una semana antes de cada invierno haciendo la investigación de avalanchas, el rescate de grietas; las capas de la nieve se analizan antes de comenzar la temporada de esquí, y en el verano manipulaciones de las cuerdas y conocimientos de la seguridad.

Planificación y adaptación

Hacer un plan de la actividad: Ruta a tomar y rutas alternativas y escapes, previsiones y patrones meteorológicos, topografía y descripciones de las rutas o analizar fotos y mapas, ir con alguien o si vas solo decir dónde vas o dar algunas indicaciones, pensar en el equipamiento que necesitas para cada actividad y considerar las condiciones. Y lo más importante, adaptarse a las condiciones durante la actividad.

Nunca es un error dar la vuelta. Si es un verano caluroso en los Alpes, puede ser más caída de rocas y grietas abiertas de lo esperado, si se trata de una nieve fresca o después de algunos días de lluvia puede ser resbaladiza escalada o húmeda, y las grietas se pueden ocultar en la nieve fresca. Si no nos sentimos físicamente bien pasaremos más tiempo, estaremos más cansados y no podremos movernos bien. Las montañas no se moverán, simplemente vuelvan a casa, entrenen y preparense más y regresen cuando sea correcto.

Aceptar

Con la comprensión de las condiciones de la montaña y de nuestras capacidades personales, pensar si los riesgos presentados son aceptables para tomar. Eso es muy personal y singular. Cada persona necesita tomar el tiempo para hacer eso antes de comenzar cada actividad. No hacerlo porque otros lo hacen o lo han hecho. Las condiciones pueden cambiar en pocas horas, y esta escalada fácil hace dos días puede ser realmente difícil hoy.

El Capitán en solitario puede ser posible para un solo ser humano, pero la escalada en "Aid Climbing" será realmente difícil para la mayor parte de nosotros. Y sí, el alpinismo es un montón de aceptar los riesgos, ir a lo desconocido. Y para algunos ascensos, tal vez una o dos veces en la vida de los mejores alpinistas conduce a la decisión de ir a una posible ruta de la muerte. ¿Quieres aceptar eso? Sólo trata de averiguar si estás listo y acepta los riesgos de las actividades que estás haciendo.



Compartir: